CategoriesALIMENTACIÓN

Semillas de psyllium. Propiedades y beneficios.

Semillas de psyllium zaragatona

Propiedades nutricionales de las semillas de psyllium.

El psyllium, o zaragatona, es una semilla de forma ovoide y color marrón que se obtiene del Llantén (Plantago psyllium)

Los principios activos que dan sus propiedades a la zaragatona son:

Mucílagos: Es una fibra soluble de consistencia viscosa. Este principio activo se encuentra entre un 12% ó 15% de los componentes de la semilla y es el que da sus propiedades laxantes a la zaragatona, además de tonificantes para las vías respiratorias.

Fitosteroles: Tienen la propiedad de impedir la absorción del colesterol a nivel intestinal. En la zaragatona existen varios tipos de fitosteroles, como el beta-sitosterol, estigmasterol o el campestrol.

Aucubina: Se le atribuyen propiedades protectoras para el hígado.

Alcaloides: Un 0,06 %) en varios tipos de alcaloides como la indicaína, la colina, noscapina la indicamina y plantagoninala.

Proteína: Para ser una planta es alto su contenido en proteínas entre el 15 y el 18 %.

Aceite insaturado: Aceites con virtudes anticolesterol (5-10 %).

Beneficios de las semillas de zaragatona

Laxante: Debido a las propiedades de sus principios activos posee un gran poder laxante. Además absorbe gran cantidad de líquido, lo que añadido a la viscosidad de su fibra, evita los retorcijones, cólicos o inflamación intestinal que producen otros laxantes.

Efecto saciante: Su fibra produce también sensación de saciedad por lo que cada vez es más usada como complemento en dietas adelgazantes.

Tonifica el sistema respiratorio: Tiene efectos tonificantes del sistema respiratorio.

Disminuye el colesterol: Otra de las propiedades de la zaragatona es que ayuda a bajar levemente el colesterol.

Protege el hígado: También como en el caso del colesterol su efecto es leve.

Indicaciones de la zaragatona

La zaragatona está indicada en caso de enfermedades o problemas como estreñimiento crónico, síndrome del intestino irritable, divertículos intestinales, gastritis, reflujo gastroesofágico, úlceras gastroduodenales, diabetes no insulino-dependientes, colesterol alto, colitis ulcerosas, bronquitis, asma y diarreas.

La zaragatona también tiene propiedades de uso tópico indicadas para casos de dolores reumáticos, heridas, úlceras varicosas, quemaduras, abscesos, forúnculos y eczemas.

Cómo consumir las semillas de zaragatona

Lo más habitual es dejar una cucharada sopera en remojo, con dos dedos de agua, toda la noche. Al día siguiente mezclar con un jugo o un poco de agua y tomar. La textura resultante es mucosa y aunque el aspecto no es muy agradable no sabe a nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.