CategoriesALIMENTACIÓN

¿Harina integral o rica en fibras? No te dejes engañar!

harina integral y enriquecida en fibras

Harina Integral

En primer lugar, debemos entender las diferencias entre alimentos integrales (harina integral) y refinados, y por qué unos son considerados como más sanos que otros. Es el tratamiento que se le da al grano para fabricar la harina el principal cambio en la composición y sus consecuencias a nivel nutricional. Los cereales pierden importantes nutrientes durante el proceso de molienda y refinación.

Los alimentos elaborados con cereales de grano entero, tienen un contenido nutritivo y de fibra mayor que los alimentos refinados, ya que en este proceso se eliminan ciertas partes del cereal, como el salvado y el germen.

Se considera que un producto es integral cuando se utilizan granos de cereales intactos que conserven las tres partes que forman la semilla (el salvado, el endospermo y el germen), conservando los nutrientes originales del grano entero.

 

Harina integral o enriquecida en fibra

Lo que mucha gente no sabe es que no es lo mismo un producto integral y uno enriquecido con fibra, y que los beneficios de uno y otro son muy distintos aunque a veces nos los quieran presentar como iguales.

La publicidad engañosa oferta productos como integrales cuando realmente no lo son. Es mucho más saludable un alimento integral que uno enriquecido en fibra o con salvado adicionado.

Alimento integral o elaborado con harina integral:

Para que el alimento se considere realmente como integral, debe obtenerse de cereales enteros, aprovechando el germen y la cáscara. Este tipo de harina integral contendrá muchos más nutrientes que la refinada, ya que más de la mitad de dichos nutrientes aportados por los cereales se encuentran en la cáscara.

Están provistos de vitaminas, minerales, carbohidratos que proporcionan energía, proteínas y fibras. Aportan saciedad más rápidamente y durante más tiempo después de haber comido, sin producir efectos colaterales como son toxinas y residuos grasos.

No engordan. Lo que confunde a la gente preocupada por el peso es que este tipo de alimentos es moderadamente alto en calorías, pero las calorías que engordan no son la de los cereales sino la de las grasas y los azúcares. Y por favor ya no contemos más calorías y comencemos a contar nutrientes!

Ayudan a reducir los niveles de colesterol y por tanto, el riesgo de enfermedades cardíacas

También resultan saludables para los diabéticos debido a que su consumo, disminuye los niveles de glucosa en la sangre, ya que las calorías de los cereales integrales son metabolizadas por el hígado y transformadas en glucosa que es distribuida en el organismo en forma de energía.

No como energía rápida -como aportan los azúcares y las harinas refinadas-, sino como energía sostenida ya que el hígado los transforma, almacena ésta energía y la aporta a medida que el organismo la necesita, es decir, que tras su ingesta no producen picos elevados de glucosa en la sangre y la demanda de insulina es menor.

No dejes de ver esta receta súper saludable de budín integral de banana y frutilla elaborada sólo con harina integral.

Alimento enriquecido en fibra:

En este caso, los cereales son molidos y refinados, con las desventajas que esto conlleva, sólo que después de este proceso se les añade fibra. Son, por tanto, como cualquier otro alimento refinado, habiendo perdido nutrientes, además de haberse convertido en carbohidratos simples de absorción rápida.

Debemos una vez más conocer a fondo los productos, no dejándonos engañar y entender las ventajas de los alimentos integrales (elaborados con harina integral), concluyendo que un alimento enriquecido en fibra presenta solamente dicha fibra añadida, presentando en mayor o menor medida los mismos inconvenientes de las harinas refinadas.

 

Seguínos en INSTAGRAM y FACEBOOK

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.