CategoriesSALUD

8 trucos para obtener más energía en invierno

8 trucos para obtener mas energia en invierno

ENERGÍA EN INVIERNO

El invierno no tiene por qué ser sinónimo de tristeza, melancolía y una baja en la energía. Al contrario, puede vivirse como una estación muy vital si los estímulos se buscan en nuestro interior. Por eso aquí te mostramos cómo obtener más energía en invierno.

 

1. MANTENÉ UNA ACTITUD POSITIVA

Vivir los días con una buena actitud positiva ayuda a llevar la energía y la conciencia a todo lo se realiza. Se puede aplicar a todos los aspectos de la vida, mientras vas de compra o al charlar con un amigo.

Si cuesta hacerlo en un primer momento, se puede probar mientras, por ejemplo, se realizan manualidades (como tejer, dibujar o pintar), o al cocinar un plato para un ser querido, abrazar a un familar o leer un buen libro. La misma atención y gozo que se pone en esas acciones se puede sentir a lo largo del día.

 

 

2. CONECTÁ CON LA NATURALEZA

Para mantener alta la energía en invierno a pesar de las bajas temperaturas y de las pocas horas de luz del invierno, es importante intentar seguir en contacto con la naturaleza. Salir a caminar a la montaña, la playa, al campo o, simplemente, a un parque público es una forma de abrirse a los olores, colores y sonidos de la estación, disfrutando cada instante como único.

Además, respirar aire fresco revitaliza. Y sobre todo es una excelente forma de activarse y ponerse en movimiento. Caminar mejora la circulación y la relajación mental, previene la descalcificación de los huesos, eleva el tono muscular y la movilidad articular y reduce las molestias típicas del síndrome premenstrual.

La combinación de frío y ejercicio resulta ideal para el entrenamiento físico y mental, y para potenciar lo que la medicina naturista ha llamado vis naturae medicatrix: la fuerza curativa de la naturaleza.

Así se practica lo que se denomina una cura de aclimatación, muy recomendable para una sociedad que tiende a abusar de la calefacción y el aire acondicionado.

 

 

3. PRACTICÁ LA INTROSPECCIÓN

El invierno es una época que invita al recogimiento y a la introspección, lo que no tiene por qué ser sinónimo de aislamiento. La estación, con sus largas horas de oscuridad y sus bajas temperaturas en el exterior, ofrece una oportunidad única para conectar con el propio interior, con la energía y serenidad naturales de las que disponemos.

Una excelente manera de mantenerse presente y disfruar de lo que la estación nos ofrece es meditar. Dedicarle entre 10 y 15 minutos al día, preferiblemente por las mañanas, permite vivir con vitalidad y plenitud el resto del día.

 

 

4. RECURRÍ A LA AROMATERAPIA

Los aceites esenciales pueden constituir excelentes ayudas para elevar el ánimo de manera natural. Algunos de los más efectivos son los que contienen una cantidad notable de linalol y limoneno, dos sustancias presentes en algunos aceites con potentes propiedades ansiolíticas.

Algunos de los que contienen limoneno son bergamota, limón, mandarina, naranja y pomelo. Todos ellos se utilizan de manera olfativa (no se aplican en la piel), con un difusor o directamente oliendo del frasco, y entre sus efectos está el de mejorar el humor, calmar la agresividad, fomentar la alegría y facilitar la apertura hacia los demás.

Otros aceites esenciales que también elevan el ánimo son los que contienen linalol, que además ejercen una acción ansiolítica.

 

 

5. TOMÁ INFUSIONES ESTIMULANTES

Existen numerosas plantas que pueden ayudarnos para aumentar nuestra energía en invierno. No es recomendable prolongar su ingesta durante mucho tiempo, puesto que la intención es que a medio plazo la vitalidad brote naturalmente, pero es un excelente puntapié inicial que nos puede ayudar favorablemente.

Entre las más efectivas se encuentra el hipérico o hierba de San Juan (Hypericum perforatum), considerado el mejor antidepresivo vegetal para casos leves y estados decaídos.

Es incompatible con varios tipos de medicación, por ejemplo con los anticonceptivos. En caso de estar tomando cualquier fármaco conviene siempre consultar a un profesional. Otras opciones naturales para elevar el ánimo son la jalea real, el guaraná y la maca.

 

 

6. DEJÁ QUE LA LUZ DEL SOL TE ANIME

La luz del sol es la fuente de energía que sostiene nuestro universo. Su falta puede impulsar al desánimo, la apatía, el cansancio e incluso la depresión.

Este es el responsable de la producción y regeneración hormonal, que tanto influye sobre el estado anímico, físico y mental.

La falta de luz perjudica también a los neurotransmisores cerebrales, y puede modificar la atención, el humor, el comportamiento o el rendimiento laboral. Como el sol en invierno se deja ver pocas horas, es importante planificar ciertas horas para disfrutar de él cuando se asoma.

 

 

7. INGREDIENTES QUE ALIMENTAN EL ÁNIMO

Una buena alimentación proporciona vitalidad y energía. Puede ser útil moderar el azúcar blanco y los alimentos refinados, e incluir en la dieta más cereales integrales (arroz, avena, trigo sarraceno) y diferentes tipos de legumbres.

Se pueden aprovechar los beneficios de las verduras de temporada y de los frutos secos y semillas. Conviene que las cocciones de los alimentos sean lentas y con mucha agua y tomá bebidas calientes, que ayudan a estimular la circulación y reconfortar.

 

 

8. DISFRUTÁ DE LOS SERES QUERIDOS

Nada mejor que nuestros seres queridos para elevar la energía en invierno. La estación invernal es una época ideal para disfrutar del calor y afecto de la familia, algo que a veces resulta difícil de conseguir en otros momentos del año porque la actividad es mayor y se tiende a la dispersión. Estos meses constituyen una excelente oportunidad para disfrutar de la familia.

 

artículo inspirado en cuerpomente.com

 

Te recomendamos leer este artículo donde te contamos sobre 6 alimentos para calentar tu cuerpo.

 

Seguínos en INSTAGRAM y FACEBOOK